Actualidad

La Palabra, noticias, experiencias, reflexiones y mucho más...
vida.jpg
  • Ivanildo Quaresma

Vosotros sois testigos de esto.

Nadie puede ser testigo de Jesús si antes no ha tenido un encuentro personal con Jesús. Un testigo es alguien que ha visto u oído de primera mano acerca de algo de lo cual tiene conocimiento, por ello para ser testigo de Jesús antes hay que tener un encuentro personal con Él, es decir que le debe conocer. Ser testigo de Jesús es conocerle para luego dar testimonio de Él al mundo, lo cual solo puede lograrse con la ayuda del Consolador, el Espíritu Santo. Siendo cristiano, estoy llamado a ser lámpara que ilumina el camino de los extraviados, de los confundidos, de los desorientados. Ayúdanos, Señor, a experimentarte profundamente, a ser un testimonio encarnado de la verdad y a ser antorcha que brille en mi entorno por el buen ejemplo de vida cristiana auténtica.

Seguir leyendo

jesus-resucitado-huellas-fano-color-sin-letras.jpg
  • Ivanildo Quaresma

¡Dichosos los que no han visto y han creído!

El evangelio de hoy es sorprendente. El evangelista no explica como entra Jesús en la habitación, pero es el protagonista de la acción, lo pone en el centro y Él saluda a todos con el saludo: «Paz a vosotros». En este momento  la iglesia resurge con fuerza, la fuerza que da descubrir que Cristo no está muerto. La resurrección es vida nueva, es esperanza, es alegria, es el pilar donde todo cristiano debe poner su fe porque a partir de este momento todos vivimos con Él. Además el evangelio nos ayuda a comprender que la fe hay que vivirla en comunidad, fijémonos en Tomás. Tiene fe, pero prescinde del grupo, quizás por ello le cueste creer que Cristo ha resucitado. La comunidad es pilar fundamental para compartir y vivir la fe.Todos tenemos dudas e interrogantes y eso es bueno, es un indicador de que no tenemos una fe rutinaria, sino que tenemos el deseo de crecer en la fe, de crecer en el amor y la confianza en el Maestro.Tener dudas nos motiva para buscar la verdad. Nuestra fe crece cuando nos sentimos amados, cuando conocemos en profundidad que Cristo es el Hijo de Dios que habita entre nosotros. 

Seguir leyendo

2._vennid_y_vereis.jpg
  • Ivanildo Quaresma

Sea nuestra alegría y nuestro gozo

La Pascua es el paso de la muerte a la vida y de la  esclavitud a la libertad. Cristo, con su Resurrección nos ha dado la vida de la gracia. En Pascua recordamos cómo el Pueblo de Israel pasó de la esclavitud a la libertad, saliendo de Egipto hasta llegar a la Tierra Prometida. Y celebramos el paso de Jesús de la muerte a la resurrección. Podemos preguntarnos: ¿qué significa esto para cada uno de nosotros? ¿Cómo podemos aplicarlo en nuestra vida personal y comunitaria?

Seguir leyendo

domingo-de-ramos.jpg

Dentro de cinco días celebramos la Pascua y Jesús, que está en Betania, decide hacer su entrada triunfal en la ciudad de Jerusalén. Prepara toda la comitiva y se dirigen hasta esta ciudad. Y cuando ya ha salido de Betania y se hallan enfrente de Betfagé, entonces ocurre un momento histórico y sorprendente: Jesús le dice a sus discípulos que vayan a la aldea que está enfrente, que cojan allí el pollino que está atado, que lo traigan; y cuando lo han traído ya, Él se monta sobre el pollino y empieza la comitiva hacia Jerusalén. Todo está perfecto. Cuando va entrando, toda la multitud que le ve entrar así, comienza a gritar: "¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna! ¡Hosanna al hijo de David!" 

Seguir leyendo

fano_quinto_domingo_cuaresma_color.jpg

La celebración de Semana Santa se acerca. Haremos memoria de un momento relevante de la vida de Jesús: su muerte. Porque en ella se confirma el sentido de todo lo vivido. Lo que en el primer momento se nos hacía confuso y oscuro se ve ahora desde una nueva perspectiva que ilumina y clarifica. El modo de morir de Jesús confirma lo que fue su estilo de vida: una vida entregada a hacer el bien y a predicar el reino de Dios. Su muerte es ya resurrección para todos porque al ser elevado en la cruz, atrae a todos hacia él. La cruz, signo de muerte, se transforma en signo de vida. El signo que muchos cristianos llevamos colgado de nuestro cuello es signo del triunfo de la vida, de la alianza de Dios con nosotros, de nuestra esperanza en el que al morir nos regaló la vida.

Seguir leyendo

fano___20090322.jpg

Se acerca la Pascua y es tiempo de irse centrando en lo que es más importante y fundamental. ¿En nuestros pecados? No. Más bien en el amor de Dios. Ahí está el centro del Evangelio y el centro de la vida cristiana. El de Dios es un amor loco, sin medida. No hay mucho más que decir. Simplemente creer en la Palabra de Dios, acogerla en nuestro corazón y dejar que ella nos vaya quitando de la cabeza las muchas ideas preconcebidas que tenemos sobre un Dios castigador, que está atento a nuestros más pequeños fallos para castigarnos, que nos mira con desconfianza, que no cree en nosotros, etc. En nuestras manos está rechazar el amor y la vida que Dios nos regala en Jesús. Lo podemos hacer pero seríamos tontos si lo hiciéramos. Porque Dios no nos pide nada a cambio. Nos regala el amor para que lo vivamos y lo compartamos sin medida. ¿Qué más se puede pedir? Cuaresma es levantar la mirada, reconocer el amor con que Dios nos ama y darnos cuenta de que seguirle a él es lo mejor que podemos hacer con nuestra vida.

Seguir leyendo

COMUNIDAD DE MADRID
Ntra. Sra. de la Luz, 40 bis
CP. 28025 Tfno: 91 466 16 50

COMUNIDAD DE MURCIA
c/Las Palmas, 5- 1º (Ed. Salinas)
CP. 30009 Tfno. 968 29 29 79

Misioneros Javerianos en España
Copyright © 2018