Actualidades

"...donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos..."

 

A menudo necesitamos ayudarnos unos a otros, en particular cuando nos equivocamos y dañamos la comunión entre nosotros, con nuestros egoísmos y límites. La llamada corrección fraterna (diríamos en otras palabras: el "decirnos las cosas con franqueza", o "leernos la cartilla") es la manera más delicada y efectiva que tenemos para ayudarnos unos a otros. Jesús insiste además en la necesidad de la comunidad para crecer e incluso para dirigirnos al Señor y obtener así los dones de su amor. Dejémonos "corregir" por quienes buscan nuestro bien y confiemos en la fuerza de la oración en común.

LA PALABRA

Comentarios.
De los Dominicos.  
José Cervantes: La corrección fraterna con amor.  
Vicente Martínez: Salvar al hermano. 
Fray Marcos: ¿Por qué nos interesa tan poco el bien espiritual de los demás? 
Inma Eibe: En su nombre. 
José Antonio Pagola: Está entre nosotros. 
El video del evangelio.

TE PUEDE INTERESAR

  • Esta semana hemos tenido en Madrid la Asamblea anual de programación de los Misioneros Javerianos. Con la ausencia de Paulino por razones de salud, hemos comenzado con una tarde muy original guiados por José Eizaguirre en la que nos hemos planteado desde lo concreto de nuestra vida cotidiana, cómo podríamos cuidar mejor nuestra tierra, nuestra salud y la de nuestros hermanos de todo el mundo. Desde la ropa que nos llega de Asia tan barata, detrás de la que hay tanto sufrimiento y explotación, pasando por el champú que usamos lleno de sustancias tan extrañas...o esos aparatos electrónicos sin los que parece que no podemos vivir... hasta esa carne que comemos procedente de la industria de los alimentos..... Usar lo necesario. Racionalizar y disminuir lo que consumimos... para hacer que el mundo, la tierra sea un poco más vivible. ¡Muy interesante! 
    Mario nos ha acompañado y nos ha predicado una mañana de retiro centrada sobre la necesidad de mirarnos profundamente al interior, haciendo el balance de nuestra situación presente, personal y comunitaria... Ciertamente muy rica la mañana.
  •  Seguidamente hemos evaluado las actividades de verano. Rolando e Ivanildo nos han transmitido el entusiasmo de lo vivido en los dos campos de trabajo de Ceuta. Esta actividad realizada desde hace ya seis años sigue dándonos muchos frutos. Los jóvenes que han participado han descubierto en esta experiencia una ventana que se abre a un mundo más fraterno; a una invitación al compromiso personal con la realidad de la misión. Ese ha sido y es siempre nuestro objetivo misionero aquí en España y nos sentimos agradecidos a Dios y a todos esos jóvenes por el sentido tan profundo y hermoso que sentimos de nuestro servicio aquí, tan lejos de nuestras misiones en África, América, Asia.
  • Y aunque la marcha misionera desde Pamplona a Javier no se ha podido realizar este año por falta de respuesta a la convocatoria lanzada, nos hemos propuesto de insistir para el año que viene. ¡A ver si tenemos un poco más de éxito y se apuntan suficientes jóvenes para poder realizarla!
  • De la experiencia de Paulino con el grupo de jóvenes de la diócesis de Cartagena-Murcia, hemos recibido ecos muy positivos. Los jóvenes han evaluado muy bien la experiencia y se proponen continuar con este tipo de actividades para los años venideros.
  • Luis Pérez ha vuelto a Sierra Leona tras unos meses de vacaciones. Su testimonio misionero nos ha animado a sentir más cercano ell pueblo sierra leonés.
  • Este 7 de septiembre nos hemos recordado de las tres misioneras javerianas brutalmente asesinadas en Burundi en el 2014. Ha sido un acontecimiento extremadamente doloroso para todos los miembros de la familia javeriana. Nos recordamos en la oración de  Olga Raschietti, Lucia Pulici e Bernardetta Boggian.

Un abrazo 
Los Misioneros Javerianos