Revista digital

Puedes descargar la revista en formato PDF en el módulo que se encuentra al fondo de esta página

MISION: VIDA Y ESPERANZA

0
0
0
s2smodern

El P. Luis Pérez, tras 3 largos años en Sierra Leona, y viviendo durante meses, junto a nuestros hermanos sierra leoneses la dura crisis del ébola, ha disfrutado de unas semanas de merecido y necesario descanso entre nosotros para reponer fuerzas, para... le dejamos la palabra y él mismo nos lo cuenta.

Cuando os lleguen estas líneas yo estaré ya de regreso a Makeni. Mis vacaciones han terminado y vuelvo a mi vida y ocupaciones habituales entre las buenas gentes de Sierra Leona. He pasado tres agradables meses en España, en este período he tenido la alegría y satisfacción de encontrarme con los Javerianos que trabajan en España, con grupos y amigos que sienten la misión como parte de su vida y vocación y con muchos conocidos en general. Ha sido un placer encontrar a tantas personas conocidas y queridas; a todas agradezco su amistad, su acogida, su interés por nosotros y por nuestro trabajo misionero y sus ganas de conocer, un poco más, a las gentes y las comunidades en las que estamos presentes en Sierra Leona.

ALEGRE CONSTATACIÓN

Han sido tres meses de descanso, de cambio de aires, de revisiones médicas, de muchos encuentros, de ocasiones de reflexión sobre nuestra vida y trabajo misionero aquí y allí… Haber encontrado al Director Nacional de las OMP, a los Delegados de Misiones de Madrid y Toledo; constatar la animación misionera que llevan adelante los Javerianos de España, la comunidad javeriana de laicos y laicas y las familias javerianas, la asociación Entretejiendo; haber percibido, una vez más, la acogida y buena disposición y deseo de Manos Unidas de acompañar y apoyar alguno de nuestros proyectos y, en fin, ver el interés y cariño de muchos amigos y conocidos por el trabajo misionero me ha dado mucha alegría.

ANIMACIÓN MISIONERA

La vocación misionera de toda persona que cree en Jesús, que se ha encontrado con Él y que quiere dar testimonio de Él, se vive de diferente manera según la llamada recibida y el lugar en donde cada creyente vive su fe y su compromiso con Jesús y con el mundo. Desde nuestra pasión por Jesús y por el mundo, sentimos que es necesario seguir animando y recordando a las diversas Iglesias Locales, grupos, parroquias que la Misión es una dimensión y una experiencia fundamental de nuestra vida y compromiso cristiano. Anunciar la Buena Noticia de Jesús es consecuencia de un mandato: “Id por todo el Mundo…”, y al mismo tiempo es consecuencia gozosa de una experiencia: el encuentro con Jesús. Para nosotros Jesús significa tanto y tan bueno que no podemos menos que darlo a conocer a los más posibles: dar a conocer a Jesús, su amor por todos nosotros, la novedad de vida a la que nos invita, la comunión y fraternidad a las que nos llama, la construcción de un mundo mejor más fraterno y justo a la que nos urge. Todo esto hecho con alegría, constancia y creatividad, cada uno y cada una donde vive y comparte su fe con los demás; de forma que, entre todos, aquí y allí, hagamos posible que crezca la gran familia de los hijos e hijas de Dios.

BRECHA QUE CRECE

Llegando a España, una de las cosas que me ha producido un cierto desasosiego es constatar, una vez más, la gran brecha que existe entre los países ricos y empobrecidos en lo que se refiere al nivel de vida en todos los aspectos relacionado con ésta: bienestar, sanidad, educación, alimentación, trabajo…

Vivimos en un mundo complejo, los problemas no faltan en ninguna parte, por doquier hay realidades que habría que ajustar y transformar para construir juntos un mundo mejor de manera que todas las personas puedan tener mayores posibilidades de una vida acorde con la dignidad humana y los derechos de cada persona. Es desolador comparar, casi sin pretenderlo, el nivel de vida de los países ricos y de los empobrecidos. En muchas ocasiones los problemas son los mismos o parecidos: pocos recursos económicos, desempleo, desigualdad…; pero lo que es diferente es la “proporción” de los “afectados”.

Sierra Leona se encuentra en la cola de los países en cuanto al índice de desarrollo se refiere, el empleo ronda sólo el 30%, la alfabetización el 30%, muchos viven de una agricultura de subsistencia, es grande el sector de la población que se las apaña y sobrevive con una renta de un euro al día. El acceso a la enseñanza y a sanidad no es fácil para una buena mayoría de personas, muchos tienen dificultad para poder comer una vez al día ¡en fin! una situación poco boyante en un país que es rico en recursos minerales, madereros, pesqueros y agrícolas y cuyas riquezas van a parar, con desgraciada frecuencia, a compañías internacionales, a la oligarquía y a los más ricos… a los pobres les llega poco del fruto de la riqueza de su propio país. También aquí es muy necesaria la acción de los que deseamos un mundo mejor dando a conocer los abusos del mercado y sus leyes, la desigualdad desde la que se relacionan los países ricos con los pobres, muchas situaciones de pobreza e injusticia que se viven en estos países dependen en parte de nosotros, de los países que tienen más.

Esta situación de empobrecimiento, de falta de posibilidades de una vida más adecuada para todos es la que más me cuesta vivir. Uno no se acostumbra a ver tanta necesidad insatisfecha, tantas ilusiones y proyectos frustrados (sobre todo en la juventud) por falta de medios para poder secundarlos. Y desgraciadamente esta brecha sigue aumentando -así lo confirman muchos datos- y son siempre los mismos los que sufren y se llevan la peor parte. ¡Una pena!

REGRESO

A primeros de Septiembre regreso a Sierra Leona, será un placer reencontrar a javerianos, amigos, conocidos, feligreses, comenzaremos juntos un nuevo año pastoral: vida de parroquia, de comunidades cristianas, de grupos parroquiales, catecumenado; también comienza el año escolar. Seguiremos tratando de compartir de la mejor forma, nuestra fe en Jesús, de celebrarla, de tratar de que se haga concreta en nuestras existencias, de que influya positiva y gozosamente en nuestras vidas personales y en nuestro trabajo y relaciones, que nos motive a construir una sociedad según el pensamiento de Dios en comunión con Él y entre todos. Motivaciones, buenos deseos y esperanzas no nos faltan, espero que se vayan haciendo realidad con el concurso de todos y confiando mucho en el Señor y en los hermanos y hermanas con los que vivimos y compartimos nuestra vida y la nueva vida que de Cristo recibimos continuamente.

 

POST DATA

Al tiempo que escribía estas líneas para su publicación nos llegan las tristes noticias de lo ocurrido en Sierra Leona, sobre todo en Freetown, a causas de las lluvias: inundaciones, corrimiento de tierras, destrucción de muchas casas, muertos, muchas personas sin hogar, posibilidad de enfermedades por causa de la contaminación de las aguas. La noticia nos ha llenado de tristeza, a mí y a muchos amigos y conocidos, esperemos que la reacción interna, la unión entre los sierra leoneses y la solidaridad internacional salgan al paso de tanto sufrimiento…

Os saludo y deseo todo lo mejor. Luis Pérez Hernández s.x.

Nosotros también, desde estas páginas que siempre lee, le deseamos lo mejor, a él y a nuestros hermanos de Sierra Leona, y le acompañamos con nuestro afecto y oración fraterna.

Imprimir

Revista digital

Desgarga revista