Conócenos

Cumplir sus sueños

La transfiguración de sus sueños

En su peregrinar geográfico, pero sobre todo interior, espiritual irá atravesando sucesivas etapas. La primera de ellas, la salida de su tierra y familia, aunque le siguen acompañando sus sueños humanos de gloria.

Continuar leyendo

La relación de Javier con Jesús

Jesucristo : Cristo es el centro de todos sus intereses y quehaceres. Francisco vive una existencia “expropiada”, se desvive por cada hermano. Su máxima aspiración es parecerse a su maestro, vivir “con él y como él ”, y su suprema preocupación es darlo a conocer “internamente”[1].

Continuar leyendo

Conclusión

Nos hemos acercado, de manera parcial y limitada, a la existencia espiritual de Francisco de Javier que se concentra en esa actitud de obediencia al Padre, conducido por el Espíritu y en unión con Cristo, Señor y Maestro de su vida. Una vida interior rica, intensa, profunda, fiel.

Continuar leyendo

Servidor del Padre y de los hermanos

Vamos a destacar algunos de los rasgos humanos y espirituales más sobresalientes de su personalidad, de su identidad creyente y misionera, poniéndolos en relación con la Trinidad, con ese Dios cristiano, misterio y manantial inagotable de comunión y de amor.

Continuar leyendo

Guiado por el Espíritu

Espíritu Santo. Javier se entusiasma fácilmente. Sus relatos desbordan con frecuencia optimismo. Es un gran soñador, sin embargo no es ingenuo, sabe que, muchas veces, se juega la vida. “... grande atrevimiento... ir a tierra ajena y a un rey tan poderoso a reprender y hablar verdad que son dos cosas muy peligrosas en nuestro tiempo” (C 109, 462-463).

Continuar leyendo